Si buscamos un aliado que nos pueda ayudar a sacar el máximo partido a nuestras estrategias en Redes Sociales y a que nos posicionemos en internet con un buen SEO, es es el Contenido.

Muchos profesionales con los que he tenido la oportunidad de charlar siempre me han dicho que «el Contenido es el Rey«, y realmente lo creo, porque, no importa cuán elaborada y completa sea tu estrategia, si quieres tener un buen SEO y una buena reputación, necesitas un buen contenido. El modo más adecuado de generarlo y compartirlo es un Blog donde podamos generar conversación.

Para todos aquellos que me han preguntado, me preguntan y me preguntarán si realmente el Blog es un arma tan efectiva, la respuesta es un enorme Sí.

En el Blog podemos abordar temas que no podemos tratar en otros medios de forma más amplia, además de ser una herramienta increíble para generar el tan ansiado feedback al enriquecerse, no solo la audiencia con los comentarios de otros usuarios, sino, nosotros mismos, así como es un vehículo para dirigir visitas a nuestra página web.

Pero, ¿vale cualquier cosa a la hora de abrir una bitácora?

Bueno, no. Hace poco fuí con mis sobrinos a una exposición sobre dinosaurios, que les encantan, en Sevilla, donde había en una de las salas un gran foso de arena en cuyo interior había fósiles auténticos de dinosaurio. Mis sobrinos, como niños que son, se sintieron fascinados por la idea de llevarse a casa un hueso verdadero de un Pterodáctilo, y se pusieron a buscar entre la arena, pero, tras un buen rato sin encontrar nada, se cansaron y lo dejaron.

Esto es lo que pasa con el contenido: si está enterrado entre publicidad y un mal entorno(quiero decir poco usable y nada cómodo) éste será más difícil de utilizar, y si, ya de por sí internet está lleno de contenido, y el usuario que nos visita no lo encuentra a mano, sin duda, lo buscará en otro lado. Por tanto, la primera lección: crea un contenido de calidad y fácil de localizar.

Debemos tener en cuenta que si generamos un buen contenido que interese a nuestra audiencia, se enganchará a nosotros y crearemos el engagement, nos demandará más y podremos tener a nuestro lado, si los fidelizamos bien, a los evangelizadores de la Marca.

Todo esto está muy bien, pero, ¿por dónde empiezo?

Lo primero que debemos hacer es pensar el uso que vamos a darle, y en base a esto, elegir dónde alojarlo y qué diseño utilizar.

Aunque existen más plataformas, las principales son Blogger, más usado por los blogueros que empiezan generalmente, y WordPress, algo más profesional por las mayores opciones que ofrece. Las opciones de Blogger son algo más limitadas, pero, es cuestión de gustos.

Una vez tengamos elegida la plataforma, lo siguiente es escoger un diseño  que se adecue a su función. Por ejemplo, si vamos a tener un blog dedicado a temas infantiles, no le vamos a poner un diseño sobrio, habrá que escoger alguna plantilla divertida.

Tanto para Blogger como para WordPress existen sitios donde nos podemos descargar estos Themes de forma gratuita. Este sitio ofrece muchas plantillas para Blogger, y en este están disponibles temas muy profesionales, de pago y gratuitas, para WordPress.

Por otro lado, si las opciones para Blogger se quedan cortas, existe un programa muy ligero y muy completo que permite personalizar el aspecto del Blog por completo, Artisteer.

A la hora de diseñar nuestro Blog no olvidemos que debe atraer pero no distraer, intentando que la comunidad acuda a nosotros como fuente de noticias y de información.

Pero, al igual que nos puede ayudar mucho, también puede ser un peligroso enemigo si no sabemos cómo usarlo. La mayoría de bitácoras fracasan porque sus administradores confunden muchas veces lo profesional con lo personal: si Redes y Marketing y es un blog sobre Social Media, a vosotros, que lo visitais, no os interesa lo que comí ayer. Por supuesto que yo no soy un cyborg, y es bueno que lo sepáis haciendo este blog un poco más humano, pero sin excesos y teniendo muy claro cuál es el objetivo.

Tener claro el objetivo.Esto significano diversificar demasiado y focalizar en lo importante. Ya lo dice la sabiduría popular, «el que mucho abarca, poco aprieta».

Sin lugar a dudas, el peor error que podemos cometer en Social Media es no escuchar a la audiencia, no saber qué quiere de nosotros. Si no tenemos esto siempre presente, hagamos lo que hagamos, el Blog está condenado al fracaso. Hay que recordar siempre que el Social Media es diálogo, interacción y conversación, lo que se genera en él mediante los comentarios de la audiencia. La audiencia es soberana, por tanto, agradece cada mención, cada comentario e incluso cada crítica.

A la hora de escribir el post escogeremos bien las palabras que usaremos, intentando que no sea demasiado técnico. Lo mejor es ser claro y conciso, no andarse por las ramas, pero sobretodo, redactar correctamente. Siempre recuerdo cuando empecé en el mundo dospuntocero y leía esos artículos llenos de palabras técnicas, en inglés y que yo no entendía. Pensaba que el mundo de las Redes Sociales era demasiado complejo para mí, si, en un mismo artículo, solo habían diez palabras comprensibles. Pero no es así. Por supuesto que a veces es necesario utilizar tecnicismos, claro, pero es perfectamente posible escribir y hablar sobre Social Media de manera comprensible.

Y tú, ¿has creado ya tu blog? ¿Cómo lo harías?

 

Share This
Abrir chat
1
Hola!! Cuéntame...