Se ha hablado ya a estas alturas muchísimo sobre el marketing de contenidos como forma eficaz y certera de crear una imagen fuerte y de confianza para nuestra marca, así como de generar engagement, una vinculación con el usuario que sigue nuestras publicaciones en nuestra web o blog. Pero, más allá de las visitas que ha conseguido atraer un artículo, no existen realmente métricas que nos digan a ciencia cierta el éxito de un post, a cuántos usuarios les ha gustado realmente salvo los comentarios, y todos sabemos que cada vez es menos habitual que dejemos comentarios en los blogs.

Fundamentalmente, el marketing busca dos objetivos principales:

  1. crear engagement con el usuario
  2. hacer que ese engagement sea lo que mueva al usuario para convertir, para generar el lead que nosotros buscamos, ya sea una suscripción, una venta o un comentario.

Una de las armas, la más efectiva, para lograrlo es nuestro contenido, pero si optamos por el marketing de contenidos tenemos que tener en cuenta que si no convierte, es simplemente eso, contenido.

[Tweet «El contenido necesita objetivos y estrategia para que sea marketing de contenidos.»]

La creación de los mismos debe seguir el cumplimiento de unos objetivos, por ejemplo, que sea viralizado por otros usuarios, para que sea comentado, para que genere leads y para vender, por qué no. El problema estriba en que cuando se está en fase de su creación no solemos tener en cuenta esto, que es la columna fundamental del content marketing, y simplemente se crea.

Al crear contenidos con objetivos estamos proporcionándonos a nosotros mismos una métrica que podemos analizar y usar en un futuro. Por ejemplo, si analizamos la viralización de una pieza en los distintos canales podremos ver qué usuarios tienden a difundirlo.

Por supuesto, si queremos que se viralice nuestro contenido debe ser relevante y de calidad, entretenido, y, por supuesto, orientar su creación hacia nuestro target.

Queremos conseguir comentarios porque somos narcisistas de algún modo, porque queremos que se considere y tenga en cuenta nuestro punto de vista. No podemos olvidar que los comentarios en nuestro blog son microconversiones, ya que gracias a ellos conseguimos información de los consumidores, como sus gustos, preferencias y experiencias, información, por otro lado, con la que podemos crear mejores productos y ofrecer mejores servicios haciendo también un mejor marketing.

Y un consejo: cuando alguien te deje un comentario, añade su nombre a tu lista de mailing, ya que se ha interesado por lo que ofreces.

Un contenido que genera leads solventa alguna necesidad si vas un paso más allá, por lo que tendrás que pasar esa barrera para rellenar el hueco entre la promesa y la realidad.

Cuando el usuario llega a nosotros tenemos que ofrecer una solución a su necesidad, con lo que le pedimos implícitamente que tome una decisión. No se trata de convencerles para que adquieran lo que ofrecemos, sino de mostrarles lo que se perderán si no lo hacen.

¿Qué piensas tú?

Share This
Abrir chat
1
Hola!! Cuéntame...