Hace muy poquito andaba yo charlando con un buen amigo (hola, Jesús) que se ha iniciado recientemente en el maravilloso mundo del content marketing y de los blogs. Este chico me decía que se lo curra un montón, escribe tres veces a la semana, pero que no consigue ni una sola visita a su blog y que nadie le hace comentarios ni nada. La verdad es que el chaval estaba con un bajón considerable, desconcertado, porque lo cierto es que su blog está muy bien, es un blog sobre un grupo de música, y se nota que tiene un contenido muy currado, pero no consigue hacerlo despegar.

Jesús me llegó a decir que estaba pensando en dejarlo, que no le merecía la pena tanto trabajo y tanto esfuerzo para nada. Mi respuesta inmediata fue: «no te rindas».

Seamos honestos, es muy complicado atraer lectores a nuestro blog.Y cada día lo es más.

No se trata de hacer coaching (que yo no soy coach, y estoy a años luz de serlo) ni nada por el estilo, simplemente es muy duro ver que estamos haciendo un muy buen trabajo y que no conseguimos los resultados que esperamos. ¿No os ha pasado? Es muy frustrante.

Entonces, ¿para qué seguir? ¿No es mejor ahorrar tiempo y esfuerzo y pasar a otra cosa que nos pueda dar un mejor y mayor rédito? 

No. 

Necesitamos seguir adelante por muchos motivos. Uno de ellos es que con un blog puedes aprender mucho y crecer, ya que, para escribir sobre algo tienes que conocer el tema, y quizá, ser un experto. También nos permite clarificar algunas cosas, reforzar algún conocimiento que posees o alguna posición.

Nos permite mejorar. Mi blog es mejor ahora que hace 6 años cuando lo empecé, y será mucho mejor dentro de un año, mejor escrito y mejor optimizado.

Por otro lado, los beneficios para el SEO que proporciona un blog son muchos, ya que los motores de búsqueda sienten predilección por aquellas webs que tienen contenidos frescos y relevantes. Otro beneficio es la mejora de tus competencias. Mostrar tu blog a un posible cliente puede darle una idea muy clara de cómo comunicas. Es la prueba de que el blogging es valioso.

Invertir en contenidos es responder a las necesidades del cliente, del usuario.

Realmente, aunque tengamos que ser muy pacientes, a veces podemos caer en el desánimo, pero debes tener en cuenta que el blogging no es nada fácil, y que debes persistir.

Tarde o temprano, llegará tu momento. 

Share This
Abrir chat
1
Hola!! Cuéntame...