Todos conocemos ya, a estas alturas, la importancia que tiene el SEO, el posicionamiento web, a la hora de que nuestra marca consiga relevancia y una visibilidad mucho mayor. Es la forma de lograr que nuestra web, la de nuestra marca o la nuestra como profesionales, se posicione correctamente y en los primeros puestos de los buscadores, pues, como ya sabemos, si nuestra web no aparece en la primera página de los resultados arrojados por Google, prácticamente, no existe.

Como en la buena cocina, una web o blog optimizada para conseguir un buen posicionamiento web es la mezcla, o mejor dicho, los elementos bien conjuntados.

Así, y que me perdonen mis compañeros SEO, no se puede hacer un buen SEO sin un buen contenido, al igual que tampoco será efectivo contenido sin acciones de posicionamiento web. Debemos crear y producir un contenido de calidad, fresco y frecuente. La creación de nuevo contenido y de forma frecuente hará que los motores de búsqueda vuelvan a nuestra web a por más.

Este contenido debe contener keywords, palabras clave, para indicar que nuestro contenidos son relevantes para los usuarios que están buscando contenidos relacionados con nuestra marca o negocio. Igualmente, los enlaces, los links, son muy importantes a la hora de realizar un buen SEO. Tienen que aparecer en un equilibrio entre los links internos, que apuntan a otras páginas dentro de nuestra web, y los externos o también llamados backlinks, que apuntan a tu web desde otras páginas externas.

Por otro lado, las metatags también son necesarias. Son las descripciones de nuestro contenido que se muestran en los resultados de búsqueda.

Tener presencia, autoridad y compartir en redes sociales genera el poder de crear nuevos links naturales mejorando el conocimiento de nuestra marca y aumentando mucho nuestra visibilidad.

Cuanto más gente reconocida hable de nuestro contenido en redes sociales, más gente lo consumirá.

Nuestra reputación envuelve a nuestros links, nuestras palabras clave, contenido, meta tag y a lo social en un manto de beneplácito por parte de nuestros usuarios. El factor número 1 a la hora de establecer una reputación fuerte es que otros sitios/usuarios influenciadores hablen bien de nosotros.

Estos son algunos elementos, ¿se te ocurre alguno más?

Share This