Cuando creas contenido específico para una red social, este tiene que ser diferente al de otra. Sobre todo si estamos hablando de Linkedin. Esto, amigos míos, es algo impepinable. Y precisamente por ese motivo tienes que contar con una estrategia de contenido social media. 

Si sueles pasar algún tiempo en la red social profesional y comparas cómo era hace unos años el contenido y cómo es ahora, verás que ha cambiado de forma significativa. Y esto está haciendo que se vean muy afectados tanto el alcance de las publicaciones como el engagement.

🙄 Y todavía hay quien duda de la importancia de tener una estrategia de contenido social media específica para cada red social. 🙄

 

Te pongas como te pongas, necesitas una estrategia de contenidos social media

😵 Tomando medidas en Linkedin 

Es un hecho que la calidad de las publicaciones en una red en la que las publicaciones relacionadas con el marketing es fundamental ha bajado, incluso es posible que hayas tratado de conseguir mejores post creando una estrategia de contenidos social media especialmente creada para Linkedin. Pero de lo que no estoy segura es de si has conseguido generar el engagement que tenías antes.

La cosa es que a lo mejor los cambios que has hecho han empeorado la situación. Vaya marrón, ¿no?

Algunas veces habrás tenido que intentar subir estos valores sí o sí, porque te lo han pedido, y al hacerlo es posible que hayas conseguido más mal que bien, incluso es posible que se te vea loco por hacerlo. Cuidadín con eso. A lo mejor están haciendo que menos usuarios estén viendo tu perfil y tus publicaciones. ¿Podría ser? 😤

Vale, sigues teniendo el mismo problema. ¿Cómo hacer que el usuario interactúe y lea más mis contenidos? Bueno, la respuesta está un poco más arriba. Con una estrategia de contenidos social media. Para Linkedin. Yo te voy a enseñar la mía en un poquito, pero antes echa un vistazo a lo que viene ahora. 👇👇👇

😉 Qué no incorporar en tu estrategia de contenidos social media para Linkedin

 

Venga, te voy a contar algunas cosillas que no mola hacer en Linkedin. Tengo que decir que algunas de estas las he sacado de mi experiencia porque yo misma, en mis tiernos inicios como Community Manager las he hecho. Como mi madre dice, «Inma, aprendes a base de palos». Qué le vamos a hacer…

🤚 Publicar demasiado 

 

Un filósofo que me daba mucho la lata en el instituto, Aristóteles, decía que la virtud está en el medio. Y eso, colegas, se puede aplicar en todas las facetas de nuestra vida. 

Ante todo, ten en cuenta una cosa. Linkedin no es Twitter, ni Facebook, ni Instagram. Cada red social tiene su propia idiosincrasia, y, si bien Twitter admite una mayor frecuencia de publicación, Linkedin no. Si compartes demasiado, todo se convertirá en ruido. Y bueno, es posible que te tomen por spammer brutal, y eso ya sí que no tiene vuelta atrás. 

En vez de publicar al tun tun, hazlo con cabeza, siguendo la estrategia de contenidos social media que has creado para Linkedin. Eso mola más. 

🤚 Publicar el contenido equivocado

 

A ver, Facebook nunca ha sido una red considerada profesional, y precisamente por eso hay mucha gente que se ha mudado a Linkedin. La verdad es que mola, porque que haya más usuarios significa que hay más oportunidades de negocio. 

Pero Linkedin es distinta, es una red profesional. 

Y aún así hay muchos usuarios que buscan llamar la atención con la publicación de contenido irrelevante. Craso error. 👎 👎 Si miras Linkedin hoy, ahora, seguro que ves un montón de frases motivacionales y contenido de escaso valor. 

Piensa en Linkedin como una oficina. Punto pelota. Y piensa en si lo que vas a compartir lo harías en el trabajo. Si la respuesta es no, no lo compartas en tu perfil profesional. 

Si no vas a publicar buenos posts, chungo

🤚 No estás aquí para pescar con malas artes

 

Pues no, estás en Linkedin para crear relaciones. Hay muchos usuarios que tratan de usar posts irrelevantes para hacer que la gente comente o yo que sé, pero si no aporta valor, ¿qué más da? De hecho, te voy a decir más, hacerlo es asesinar con premeditación y alevosía a tu marca personal. Da una impresión de alguien a quien lo único que le interesa es muchos deditos hacia arriba y corazoncitos. 

No mola. Nada. 

Lo relevante sí es importante. 

En vez de hacerlo, haz preguntas interesantes para fomentar el diálogo entre profesionales. 

🤚 Solo números

Que no, que los números no son bastante. Tiene que haber algo más detrás de ellos. 

Es muy fácil llevarse por las vanity metrics, es decir, los likes y esas cosas que tanto nos gustan. Pero nada de eso tiene valor si no hay sustancia, si no existe calidad. Piensa en si tu contenido es relevante, si aporta valor o si solventa alguna necesidad de tu cliente. Si la respuesta es Sí, publícalo. 

En vez de fijarte en los me gusta, intenta conseguir visibilidad y participación. Mira las de otros que tengan buen engagement, y en las tendencias

🤚 No etiquetes como si no hubiese un mañana

 

Aunque te parezca que es una forma genial de hacer llegar tu contenido a otros profesionales, puede no serlo tanto si no lo haces con sentido común. Etiquetar demasiado es como suplicar la atención, y somos profesionales, no vamos a hacer eso. ¿No?

A diario me etiquetan en publicaciones que no me interesan en absoluto, y cuando lo hacen dos veces, es cuando, si sigo a quien lo hace, dejo de seguirle y si es mi contacto, lo elimino. ¿Por qué hacer perder el tiempo a los demás? 

Si escribes algo o compartes algo que sabes que va a interesar a alguien, chachi, etiquétalo para que lo vea y para que lo lea, pero si no, mejor déjalo estar. Si le interesas, ya te encontrará.

 

🤚 Vídeos que no sean profesionales

Con esto no quiero decir que solamente podamos compartir vídeos hechos con equipos profesionales, de hecho, con un iPhone, un Chroma y un editor de video se pueden hacer cosas que son bastante resultonas. 

Insisto en que Linkedin no es Instagram o incluso Tik Tok. En estas dos plataformas los vídeos que podemos encontrar son informales, nada profesionales, y están empezando a aparecer también en la red profesional por excelencia. 

Si vas a salir bailando mientras sujetas una botella con la nariz, mejor déjalo en tu móvil. Pero no lo subas a tu perfil profesional, porfa. 

En fin, estos son solamente algunos consejillos que yo misma he ido aprendiendo con la experiencia. Pero si necesitas que te eche una mano con tu estrategia de contenidos para social media, avísame y charlamos un ratillo. 

 

 

Share This