Sí, eso es una parodia de la canción de Luz Casal. Dice algo como: Piensa en mi cuando sufras, cuando llores, también, piensa en mí… Pues esto podría ser lo mismo. Pero yo diría: Piensa en mi cuando escribas, con tus copys, también piensa en mi… Ojo, esto es lo que se supone que te diría el cliente. 

Bueno, vamos al lío que al final acabo desvariando…

En lo que se refiere a los copys y a los textos en general, las empresas tienen a cometer un fallo: se centran en las palabras equivocadas. Suelen querer hablar de cuánto tiempo llevan haciendo eso o lo muy preparado que está el CEO más que resolver los problemas de sus clientes.

Eso no es importante, lo que tienes que decir es lo que tu cliente quiere escuchar.

En un ambiente comercial, los lectores siempre siempre pensarán Qué tiene que ver eso conmigo, y es por eso que cada uno de los copys que lance un negocio tiene que estar orientado cien por cien a que el usuario sepa en qué le va a beneficiar. Incluso, alguna veces tendrás que subtitularlos, siempre para ayudar a que le quede bien claro.

Así lo vamos a hacer:

– Comprueba de que tu copy no tiene jerga técnica. Asegúrate de que todas las palabras se entienden a la perfección
– Tu copy tiene que tener lógica – evita cualquier recurso innecesario
– Escribe el objetivo de cada texto en cada pieza que hagas. Y analiza si tus palabras cumplen ese objetivo
– Encuentra el equilibrio entre enseñar a tu audiencia y asumir que ya lo saben todo

Si quieres saber más sobre copywriting, te invito a que sigas mi canal.

Además, si quieres que te eche una mano con tus copys o saber aún máspuedes escribirme a inmajimena@gmail.com

Share This
Abrir chat
1
Hola!! Cuéntame...