Decir «no»❌ es fundamental para una vida plena y creativa👌

Decir «no»❌ es fundamental para una vida plena y creativa👌

No importa demasiado si tus ideas son buenas o malas. A veces la olla se te va.

La verdad que escuchar me ayuda a coger perspectiva, pero la palabra «no» también ayuda mucho. Piensa que si te dicen que no a una idea es una oportunidad de confiar la decisión a alguien más y eso es mejor que creer ciegamente que lo vas a petar con tu idea. Además, a mi, al menos, me ayuda a tener paciencia (soy muy impaciente, aunque no lo creas), porque a lo mejor no es el momento para llevar a cabo esa idea que piensas que es brutal. Y, por supuesto, me ayuda a mejorar mi trabajo y encontrar formas mejores y nuevas de llevar a cabo esa idea.

[revec2t text=»La palabra no mola tela»]

“No” puede que no sea tu palabra preferida, pero si ofreces servicios añadirla a tu vocabulario habitual a la hora de elegir clientes puede ser una táctica impresionante para avanzar. Puede ser muy bueno dejar a un mal cliente, además de que eso te puede beneficiar a nivel de marca.

[revec2t text=»El mal cliente evoluciona, como los Pokemon»]

Cuando comienzas a prestar tus servicios, casi siempre cualquier cliente es un buen cliente, pero a veces, las relaciones se pueden ver afectadas negativamente. Una forma de prevenir cualquier problema es firmar un acuerdo de trabajo. Si empiezas sin él y luego no eres capaz de ponerte de acuerdo con el cliente en determinados aspectos, te vas a ver atrapado con el cliente, tu trabajo se va a resentir y el cliente no va a estar satisfecho. Todas las partes pierden, algo que no te puedes permitir porque tú vives de tu reputación.

Antes de coger a un cliente nuevo, si no te da buena espina o no te apetece, lo mejor es decir «no», pero antes intenta hacer un par de cosas:

[revec2t text=»Si el cliente te mola, aprende algo con lo que puedas ayudarle»]

Está claro que conocer a tu audiencia no es una pérdida de tiempo, ni saber cómo puedes ayudarle. Sabéis que me encanta la música y la guitarra/ukelele, y trato de ofrecer mis servicios a negocios del sector, como estudios y luthiers, así que traté de aprender cómo se hace una guitarra. He invertido parte de mi tiempo en aprender el proceso. Unos meses después un cliente luthier amigo con el que me encantaba trabajar me dijo que le habían pedido presupuesto de cómo hacer una guitarra, pero que no era capaz de ponerlo en papel. Y le pude ayudar.

Por otro lado, cuando tienes un buen cliente, tienes que estar al tanto de las tendencias más actuales, y de las técnicas. No siempre lo hacemos, porque nos distraemos con otras cosas y tareas, pero es fundamental.

Otra cosa que tienes que hacer es perfeccionar tu escritura. No importa lo bien que escribas, siempre lo puedes hacer mejor. Y tienes que acostumbrarte a mejorar por días. Yo aún estoy en proceso. Nunca pares de practicar, y analiza tu trabajo como si fueses tu cliente, así tendrás una visión más crítica.
 
[revec2t text=»Tener mejores habilidades te hará mucho mejor profesional»]
Y es que en cierto modo, siempre has sido tu cliente de alguna forma. Pero si solamente vas a malos clientes que lo único que te hacen es perder el tiempo, en fin…

Decir no siempre es una buena opción.

📐Historia de marca: donde nace tu 🧭estrategia de contenidos🖥

📐Historia de marca: donde nace tu 🧭estrategia de contenidos🖥

El storytelling de una marca es una conversación continua entre una empresa y sus clientes. La Historia de marca, por otro lado, es la historia de porqué la marca o empresa es lo que es hoy.

Las historias coherentes y fuertes son las raíces a partir de las que la marca crece – una lección que he aprendido a lo largo de nuestra vida profesional. Algunos de nuestros primeros clientes son pequeños, no tan atractivos a primera vista, sino empresas que han nacido recientemente y buscan un sitio en el mercado.

Una de las primeras cosas que aprendimos a la hora de gestionar marcas es que  cada empresa tiene una historia de fondo más o menos atractiva, pero la gran mayoría de las empresas no la utilizan, con lo que los contenidos que crea no son tan efectivos como podrían ser.

Regreso al futuro

No, no vamos a hablar de la peli de Doc y Marti, aunque mole mucho.

[Tweet «Una historia bien contada da forma a toda la estrategia de marketing»]

Es fácil crear una historia alrededor de una compañía multimillonaria que cura el cáncer con robots, pero ¿qué puedes decir sobre un pequeño negocio para que se diferencie de todos los de su competencia en su ciudad? Antes de hablar con este tipo de clientes es la pregunta que nos hacemos.

Diferencia a tu marca

Una historia de marca dice a los clientes potenciales cuáles son sus aspectos clave y porqué son diferentes de la competencia. Le da a su marca una personalidad única.

Uno de nuestros ejemplos favoritos de empresa que convirtió su historia en marca es New Belgium Brewing Co., que empezó su andadura con un ciclista en Europa. Actualmente esta cervecería se ha convertido en la tercera cervecería artesanal más grande de Estados Unidos. Pero el marketing de New Belgium, desde su logo y su contenido social hasta videos y eventos en vivo, se centra en el ciclismo, la cerveza y la diversión. Ha creado alrededor de su marca una cultura mayor que la cerveza.

Define su misión

La mayoría de los empresarios sólo tienen en mente ganar dinero a la hora de embarcarse en un negocio. Ven el mundo desde una perspectiva única: la misión de la marca, y su viaje es la historia de fondo.

Un ejemplo fuerte de marca con historia es Apple. Steve Jobs y Steve Wozniak trabajando en un garaje para crear Apple se ha convertido en un movimiento: «Think different».

Contar la historia de tu propia marca puede ayudarte a definir mejor la misión única de tu marca.

❇️Tienes 1️⃣5️⃣ minutos para responder a una crisis, ¿qué vas a hacer?🤔

❇️Tienes 1️⃣5️⃣ minutos para responder a una crisis, ¿qué vas a hacer?🤔

Cuando sufrimos una crisis, cómo reaccionemos durante los 15 primeros minutos pueden dejar ver si la vamos a superar o se te van a caer los palos del sombrajo.

Yo siempre he escuchado que es fundamental saber cómo se maneja una crisis de reputación, pero, la verdad, es que mucho de lo que se dice ya está anticuado. Hay un nuevo clima de ultraurgencia que raramente recibe el énfasis y la importancia que realmente tiene. Lo que sí he aprendido por experiencia propia es que durante esos 15 primeros minutos tu respuesta debe ser exactamente el mensaje adecuado, comunicado con las palabras correctas a los usuarios correctos de la forma correcta, o tendrás que lidiar con las consecuencias durante días, semanas e incluso meses.

Respuesta inmediata y adecuada, eso requiere los primeros 15 minutos de una crisis

Y es que ya no tenemos el lujo de tener tiempo que teníamos hace unos añitos.

Antes, podíamos tomarnos el día para determinar qué hacer o cómo hacerlo ante la mayoría de crisis que se nos presentaban, y podíamos elegir entre varias formas de hacerlo, según nos sintiéramos más o menos cómodos, pero hoy en día, con la llegada de las redes sociales y la facilidad de viralización de un mal comentario o de una crítica, no podemos permitirnos el tomarnos tiempo para responder.

La inmediatez es la clave.

Una crisis se puede transmitir muy rápidamente a través de los canales sociales, no hay tiempo de tomar posiciones, ni siquiera de comprender en profundidad los hechos antes de tener que dar la cara. Es por eso por lo que si no actúas rápidamente o lo haces de forma poco adecuada, se te volverá en contra.

¿Qué se supone que tengo que hacer durante esos 15 minutos primeros en una crisis?

Obviamente, es el principio de una bola de nieve que se puede volver francamente grande. Por un lado, hay quien te susurran en el oído eso de «no hagas nada ni comentes nada hasta que evaluemos todos los hechos y cómo vamos a responder» cuando lo cierto es que, por supuesto, con un plan, tenemos que tener una acción rápida, para, al menos, ganar un poco de tiempo. Al mismo tiempo, Twitter, Facebook o Instagram pueden agravar segundo a segundo el problema con fotos, vídeos o cualquier tipo de información que nos pueda perjudicar.

¿Qué harías tú si simplemente tuvieras 15 minutos para actuar? ¿Por dónde empezarías?

 

🤼‍♀️Internet es un gimnasio para marcas que necesitan entrenar🏋️‍♀️

🤼‍♀️Internet es un gimnasio para marcas que necesitan entrenar🏋️‍♀️


Puedes utilizar técnicas y situaciones cotidianas del día a día en tu negocio, eso lo sabes.

Piensa en cuando vas al gimnasio para entrenar: lo haces porque te quieres sentir bien. Ahora imagínate que tu cuerpo es tu marca y que el gimnasio es internet.

[Tweet «Es hora de poner tu marca en forma, y aquí vas a empezar»]

Lo primero, quema toda la grasa que te sobra

Líbrate de ella. Cuando entrenas, ayuda mucho a perder peso quitarse toda esa grasa innecesaria y que nos hace daño. Tienes que quemar grasa para definir tu cuerpo y que solamente quede el músculo, ¿verdad? Vale, pues aplica esa premisa a tu negocio o empresa: si tu marca tiene grasa, elimínala, deja tu negocio esbelto. Usa internet para ello.

A todos nos mola tener un buen aspecto

Pues sí, es la pura verdad. La mayoría de nosotros vamos al gimnasio para construir un cuerpo más atractivo, algunos para nosotros mismos y algunos para gustar a los demás. ¿Por qué no hacer un mantra de ello para tu negocio?

Es importante que tu negocio tenga el mejor aspecto posible, de forma que sea atractiva para ti y para los demás.

Cosas como el diseño web y el marketing digital te permiten fortalecer los músculos de tu negocio y crear una marca más atractiva. Hay muchas cosas que puedes hacer online para ello, y es en esto en lo que te tienes que enfocar.

Usa todos tus recursos.

Cuando entrenas lo usas todo. Entrenas con pesos, usas la bici, las cintas, las clases colectivas, las máquinas…Si usas bien las herramientas que tienes a tu disposición, tu entrenamiento será mucho mejor.

Solamente tienes que pensar en todo lo que internet puede ofrecer a tu marca.

Promociona a tu marca en RRSS lo mejor que puedas, y si no sabes, acude a un especialista. Usa software para optimizar tus recursos y tu esfuerzo.

No te escaquees

A veces, es temprano por la mañana en invierno y hace mucho frío. No queremos levantarnos de la cama porque estamos calentitos y no tenemos ganas de pasar frío para ir al gimnasio o para salir a correr. Otras veces, por la tarde, venimos del trabajo cansados y no nos apetece ir.

Es un hábito negativo, no empieces a no ir por desgana. Lo dejamos porque es fácil dejarlo y difícil hacerlo, pero si quieres mantener lo conseguido, tenemos que seguir y ser persistentes. Lo mismo pasa con nuestro negocio. No te rindas en una semana.

Usa las herramientas día a día, y poco a poco tu negocio o empresa tendrá una mayor presencia online.

Seguramente ya no pienses que negocios y gimnasio no tienen mucho que ver, ¿verdad?

Empresa: 👎el sentido común, el menos común de los sentidos😅

Empresa: 👎el sentido común, el menos común de los sentidos😅

Siempre has oído hablar del sentido común y de la importancia del mismo en todos los aspectos de la vida, ¿a que sí? Pero ocurre que no siempre se tiene, y a veces, ni siquiera se reconoce.

En temas laborales, el conocimiento y la experiencia construyen, en parte, ese sentido común del que hablamos, y si no tienes los dos, realmente estás trabajando «de oído», desde la opinión y la creencia. 

[Tweet «El sentido común es una forma de pensar basada en lo que sabes.»]

Tu madre o tu padre te habrán dicho alguna vez «tiene sentido común», y es un halago, aún refiriéndose a que eres práctico o que has actuado adecuadamente y, tu acción o lo que hayas dicho se ajusta a su juicio. Seguramente lo habrás hecho sabiendo una serie de cosas.

Si es sentido común, es común a todos, ¿no?

Bueno, esto es algo discutible, pues todos hacemos alguna vez cosas sin sentido. Gastamos demasiado, usamos el móvil en el coche, conducimos por encima del límite de velocidad, o, lo que suelo hacer yo más habitualmente, si tengo la oportunidad, me como un trozo de tarta de queso (o dos) incluso si estoy a dieta. Seguramente, alguna vez habrás dejado cosas para más tarde, habrás tardado en hacer una copia de seguridad.  

Pasa lo mismo en los negocios. Generalmente tomamos malas y buenas decisiones, basadas en el sentido común o en la falta de él, y, a pesar de lo que puedas pensar, no tiene nada que ver con la inteligencia. Pero lo usamos diariamente para priorizar. 

[Tweet «El sentido común es la forma de conectar los puntos a la hora de trabajar.»] 

En los negocios, constantemente estás enfrentando diferentes situaciones, y nos ayuda a superarlas. Nos permite evitar situaciones de stress, y, en caso de no poder evitarlas, nos ayuda a lidiar con ellas. Cuanta más experiencia tienes, más sentido común hay en ti. 

[Tweet «No se nace con el sentido común, se aprende a tenerlo.»]

El sentido común nos permite evaluar y comprobar lo que hacemos gracias a nuestra intuición, pues genera una primera impresión que se basa en nuestro conocimiento y la experiencia pasada. Somos capaces de ver el panorama general y los detalles para luego evaluar cómo los detalles podrían ayudar o perjudicar. Sí, valoramos y tomamos en cuenta las opiniones (conocedores) de los demás, pero no permitimos que nuestro buen juicio quede afectado. 

¿Has oído hablar de la universidad de la calle?. Pues también existe la de negocio.

Se basa en el desarrollo de un plan, la comprensión de sus debilidades y la creación de contingencias. En los negocios, el sentido común se basa en el conocimiento y la experiencia (y en una dosis de intuición) y nos permite evaluar con claridad y objetividad cada paso del negocio.

Eso sí, hay que evitar ser demasiado pragmáticos dejándonos llevar en exceso por la intuición. 

¿Qué piensas tú?

 

 

💈Redes Sociales: 🛎¿Personal o profesional?

💈Redes Sociales: 🛎¿Personal o profesional?

Cuando trabajas en crear tu marca personal en redes sociales, constantemente te dicen en que seas profesional. La gente te respetará como profesional si actúas como tal. Pero entre Facebook, Twitter, Linkedin, Instagram y otros muchas plataformas sociales, es complicado crear un equilibrio entre lo personal y lo profesional en lo que se refiere a lo digital.

Si tienes en cuenta que la media de trabajadores de una empresa está conectado con otros profesionales en Facebook, ¿acaso Facebook es una plataforma en la que no debemos actuar de forma personal? No necesariamente. Quiere decir que debes estar ver constantemente lo que posteas, porque puede afectar a tu trabajo. Necesitas considerar cómo actúas, que te pones, dónde vas y cómo y con quién interactúas. Todos estos detalles juegan a favor o en contra a la hora de crear tu marca personal.

A pesar de que la mayoría utiliza las redes sociales para interactuar con amigos y familiares, los perfiles se han convertido en una extensión de tu marca personal. Teniendo en cuenta esto, hay formas de equilibrar lo personal con lo profesional en lo digital.

[Tweet «Decide qué quieres que sepan de ti»]

Este debe ser el primer paso a la hora de gestionar tu marca personal. Teniendo en cuenta tu profesión, objetivos y aficiones, es buena idea hacer una lista de las cosas que mejor te definen. Ahora, reduce la lista y quédate con los más importantes (algunos personales y algunos profesionales).

[Tweet «Usar la plataforma adecuada en el momento adecuado «]

Es importante utilizar el canal adecuado para los posts adecuados. Por ejemplo, LinkedIn debería ser completamente profesional. Es una red profesional, por lo que sus mensajes siempre deben estar relacionados con tu labor profesional. Facebook y Twitter, por el contrario, son más difíciles de definir. Tienes diferentes audiencias en ambas plataformas, por lo que debes tener en cuenta a las personas que pueden ver tu perfil antes de publicar actualizaciones.

[Tweet «No alienes a tu comunidad»]

Tu audiencia en los medios sociales se compone de amigos, familiares, compañeros de trabajo, conocidos, y mucho más. No cometas el error de publicar demasiado contenido estrictamente profesional ni, por el contrario, no lo hagas demasiado personal. Busca el equilibrio, joven Padawan.

[Tweet «No publiques lo que no quieres que sepan de ti»]

Aunque parece evidente, hay que decirlo. Lo que se publica, se queda para siempre, por lo que es necesario pensar muy bien qué cosas queremos que los demás vean, así que, no publiques lo que no quieras que se sepa de ti. No se trata de no hacer un guiño a tu equipo favorito (musho Beti) o que no subas un vídeo haciendo algo que te gusta, sino, de usar la cabeza y saber que estás expuesto.

En las redes sociales hay espacio para lo personal y para lo profesional, en la misma cuenta, solamente tienes que encontrar la forma de compaginarlo.

¿Cómo lo haces tú?