Cómo satisfacen las necesidades del hombre las Redes Sociales

El ser humano es por excelencia, un ser social.

Pero, para ser social, el Hombre, con mayúsculas, necesita satisfacer una serie de necesidades que el psícologo estadounidense Abraham Harold Maslow afirma conducir hacia la salud mental, que se manifiesta en la autorrealización y en la autoactualización.

Todos tenemos unas necesidades básicas, nuestras necesidades vitales, requisitos sin los que no podríamos existir y que están fuera de toda duda. Es vital para nosotros tener oxígeno para respirar, la fuente principal de nuestra existencia, y sin el cual no podríamos estar vivos. El ser humano necesita también comer, alimentar su cuerpo para tener fuerzas y poder trabajar, y también necesita hidratar su cuerpo.

Otras de las necesidades vitales del ser humano es la perpetuación de la especie y el descanso, así como la eliminación de deshechos de su cuerpo.

En un plano superior, podríamos decir ya que en un plano mucho más social, el hombre necesita saberse útil y cubierto de cara a satisfacer otras necesidades que ya no son tan viscerales como pueden ser las mencionadas anteriormente.

Y las diferentes plataformas sociales pueden ayudarnos a satisfacerlas.

Es algo muy natural la necesidad que tenemos todos de sentirnos seguros. Necesitamos saber que podemos valernos por nosotros mismos, pudiendo tener un empleo que nos proporcione, a la vez recursos económicos con los que poder subsistir. LinkedIn es la red profesional por excelencia que nos permite encontrar contactos profesionales que nos abran nuevas puertas a nuevos proyectos, permitiéndonos encontrar esa estabilidad profesional que todos necesitamos para conseguir, valga la redundancia, esa estabilidad económica que es fundamental para poder vivir tranquilos, para poder subsistir.

No obstante, también el sentimiento de pertenencia a algo mueve al humano a la hora de realizar sus acciones o tomar sus decisiones. El hombre necesita amigos y familia con los que relacionarse, no perdamos de vista la máxima de que somos animales sociales. En este caso Facebook y Google + nos permiten conocer gente y pertenecer a grupos con los que poder charlar y relacionarnos. Podemos encontrar a personas que tienen nuestros mismos objetivos y nuestras mismas inquietudes.

Twitter es la red social que puede reforzar nuestro ego. En la red social de microblogging podemos reafirmar nuestra autoestima y nuestra confianza, así como el respeto por nosotros y por los demás gracias a que los demás usuarios pueden seguirnos por considerar que somos interesantes y que aportamos valor, así como podemos obtener un cierto status dentro de la misma plataforma y conseguir un puesto relevante como influencer.

No obstante, en determinadas ocasiones, florece en nosotros la necesidad de hacer algo interesante, creativo, o incluso de ayudar a los demás gracias a nuestra propia experiencia. Las plataformas de blogs son perfectas para ello.

En un blog podemos compartir cualquier cosa que consideremos relevante o importante, ya sean consejos de belleza, crear un tutorial para aprender a hacer un barco de marquetería o, simplemente, contestar dudas de otros usuarios en cualquier materia.

Las redes sociales son mucho más que plataformas en las que podemos realizar nuestra labor profesional, son una forma de satisfacer nuestras necesidades más primarias.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *